Servicios‎ > ‎

Ecografía

     
    La ecografía (que así a secas suele referirse a la ecografía abdominal en oposición a la ecografía cardíaca) se ha constituido en una prueba diagnostica complementaria vital en muchas ocasiones. Por medio de ésta somos capaces de evaluar la forma, tamaño y arquitectura de órganos como los riñones, el hígado o el bazo. También juega un papel muy importante a la hora de localizar masas o nódulos en el abdomen, diagnosticar la gestación en hembras o constatar la presencia de líquido libre en el abdomen (el cual puede provenir de una hemorragia o una peritonitis entre otras causas).
 
 
 
 
        Riñón izquierdo normal en un paciente felino
 
 
 
 
 
 

Piómetra (infección de matriz) en una gata. Se puede apreciar el útero a la izquierda y compararlo con la vejiga de la orina a la derecha (también llena de líquido). Todo el líquido (de color negro) en el interior del útero era pus.

                      
 
 
 
               
        Próstata en un paciente canino en la que, además de su gran tamaño, se aprecian dos cambios en la textura del órgano (uno en el lóbulo derecho y otro en el izquierdo de mayor tamaño). Estas lesiones pueden ser compatibles con un abceso o un quiste prostático, así como una neolasia.
 
 
 
 
 
 
        Con la ayuda del Doppler color  podemos valorar el flujo de sangre a través de los vasos esplénicos en esta imagen del bazo.
 
 
 
 
Comments